La colección John Alden Mason (1914-1915): Una documentación sonora para el estudio de la historia cultural y musical puertorriqueña

 Vol. 4, núm. 1, agosto 2015

Hugo René Viera Vargas

Esta breve introducción al catálogo de la música grabada por John Alden Mason en Puerto Rico pretende ubicar a la misma como parte del cuerpo literario que emergió luego de la invasión norteamericana a Puerto Rico en 1898. Tal contextualización es imprescindible para comprender aspectos ideológicos, teóricos y metodológicos que influyeron en su trabajo de campo en la Isla entre 1914 y 1915. Reflexiono sobre el uso y las limitaciones de la colección como “documentos sonoros” en la reconstrucción y narrativa histórica, destacando el potencial de la colección para el estudio de la historia y cultura puertorriqueña en los albores del siglo XX. Finalmente, se presenta un breve inventario de la colección que el antropólogo norteamericano John Alden Mason grabó entre 1914 y 1915 como parte de sus estudios etnográficos auspiciados por la Academia de Ciencias de Nueva York.

Su navegador no está configurado para mostrar archivos PDF. Pulse el botón de descargar para grabar el documento en su computadora o pulse el botón de leer en línea para ver el documento en formato web (Issuu).
 
DescargarLeer en línea

¿Qué conservan los conservatorios de música?

 Vol. 4, núm. 1, agosto 2015

Por: Cristóbal Díaz Ayala

El Diccionario de la Real Academia Española define conservatorio como: “Establecimiento, oficial por lo común, en el que se dan enseñanzas de música, declamación y otras artes conexas”. Hubiera quedado más elegante, quizás, usando el verbo impartir en vez de dar, pero ya sabemos que la Academia se equivoca bastante. Y como por otra parte, define conservar como: “Mantener algo o cuidar de su permanencia”, y en otra acepción como: “Guardar con cuidado algo”, llegamos a la conclusión de que si se le nombra así a veces a los establecimientos en que se imparte enseñanza musical, en vez de sencillamente llamarles escuelas o academias de música, es para hacer énfasis en el aspecto de guardar y conservar la música: pero como esta es sonido, y como tal, imposible de almacenarlo, salvo en la memoria de cada cual, el hombre se las ingenió para crear una forma escrita del sonido, a base de los sonidos básicos o notas musicales, lo que hoy llamamos partitura. Con eso, y con los instrumentos musicales que mediante su ejecución pueden reproducir las notas musicales, llegamos a remedar, bastante bien, los sonidos musicales originales.

Su navegador no está configurado para mostrar archivos PDF. Pulse el botón de descargar para grabar el documento en su computadora o pulse el botón de leer en línea para ver el documento en formato web (Issuu).
 
DescargarLeer en línea

José Figueroa Sanabia: un símbolo nacional

 Vol. 4, núm. 1, agosto 2015

Por: Omar Ruiz Vega

José Figueroa Sanabia ha sido sin duda el violinista puertorriqueño más importante del siglo XX. Su talento fue reconocido tanto en Puerto Rico como en el exterior. Es muy interesante notar la relación que existía entre este violinista virtuoso y el pueblo puertorriqueño. La prensa de su país reportaba constantemente de sus éxitos en el extranjero y a través de ella el pueblo puertorriqueño se regocijaba leyendo sobre los nuevos logros de su
compatriota. José Figueroa Sanabia fue sin duda muy querido en su país. Tal vez sea eso una de las razones por la cual también fue tan idealizado. En este escrito quisiera presentar cómo la figura de José Figueroa Sanabia fue idealizada en la prensa puertorriqueña y además mostrar el significado que su imagen mediática jugó en la conciencia colectiva de los puertorriqueños entre 1920 y 1952.

Su navegador no está configurado para mostrar archivos PDF. Pulse el botón de descargar para grabar el documento en su computadora o pulse el botón de leer en línea para ver el documento en formato web (Issuu).
 
DescargarLeer en línea

A Survey of American Symphony Orchestra Programming for the 2003-04 Season

Volumen 1, septiembre 2008

by: Jeffrey P. Thuerauf
Arizona State University, Tempe
 

Studies conducted in the twentieth century showed that large orchestras tended to program conservatively, with relatively few composers dominating the majority of concert programming. In this study I examined music programming for the 2003-04 season through a random sample of five orchestras from each of eight categories (N=40) defined by the American Symphony Orchestra League (ASOL). Analysis revealed that American symphonic programming favors the Romantic style period, and that the number of concerts for the 2003-04 season differed significantly across orchestra categories (p<.05), though concert lengths were statistically similar. A Friedman ANOVA used to test the rank order of program time devoted to music of each of the four most recent style periods (Modern, Romantic, Classical, and Baroque) across the eight orchestra categories revealed a significantly similar ranking (p<.0001). A one-way ANOVA showed that the programmed Modern music works tended to be shorter than works from other style periods (p<.0001). This study took into account eight orchestra categories, something not done in earlier studies. Style period analysis is recommended for the entire history of American symphonic programming.

 

Su navegador no está configurado para mostrar archivos PDF. Pulse el botón de descargar para grabar el documento en su computadora o pulse el botón de leer en línea para ver el documento en formato web (Issuu).

 
DownloadRead Online