Anarquía, ecología, voz: los cancioneros de John Cage

Vol. 7, núm. 1, 2019

Por: Nelson Rivera

En 1972, el compositor británico Cornelius Cardew publica un artículo en el que acusa al compositor estadounidense John Cage de producir una música al servicio de “la causa de la explotación y la opresión”. Con ello abona a la discusión, secuela de las luchas de mayo del 68, sobre el rol del arte en el capitalismo. Una respuesta radical a esta polémica había sido adelantada por Cage en 1970, con la composición y ejecución de su partitura Song Books: Solos for Voice 3-92. Esta excepcional colección de ochenta y nueve solos pone a prueba varias de las innovaciones de Cage durante la década de los sesenta, particularmente, su concepto de la práctica musical como espacio político. Asimismo, el compositor enlaza su arte a la defensa de la ecología global, vejada por la industria capitalista en contubernio con los gobiernos nacionales. Nuestro escrito asediará, por un lado, el contexto histórico artístico en que Cage crea sus cancioneros y sus implicaciones políticas, y, por otro lado, sus operaciones para la consecución de un proyecto ecológico en el espacio de la ejecución vocal. Examinaremos tanto sus canciones de protesta, de hechura tradicional, como aquellas compuestas mediante el uso del azar que dependen de los ejecutantes para su existencia en tanto piezas musicales. Por último, intentaremos ofrecer algunas conclusiones sobre la utilización de estos recursos en nuestro entorno post-huracán.

Pulse el botón de descargar para grabar el documento en su computadora o pulse el botón de leer en línea para ver la revista en formato web (Issuu).

DescargarLeer en línea