Edición Actual

musike-6
Vol. 6, núm. 1, 2018
Ver en formato revista | Descargar PDF

Nota Editorial


Primeramente, quisiera disculparme con nuestros lectores por el hiatus prolongado.  Este número estaba pautado a publicarse en octubre del año pasado (2017). Lamentablemente un mes antes tuvimos la visita de María, la cual alteró completamente las operaciones del Conservatorio de Música, como también a todo el país. No obstante, aquí estamos nuevamente con algunos artículos que el viento nos dejó.

Si le pusieramos un título a este número tendría estar relacionado con el baile en el Caribe. Dada las nuevas lineas de investigación que presentamos en torno a este tema, quizás “Danzas, criollas y bailoteos: nuevas perspectivas sobre el baile caribeño” sería una buena manera de sintetizar tanto lo del baile, como lo innovador de la investigación.

A manera de introducción, comenzamos con el artículo de Ángel Quintero Rivera, quien magistralmente traza una historia del análisis social sobre la danza puertorriqueña.  Quintero enfatiza que la danza no es meramente una expresión popular de la clase señorial del siglo XIX, sino una manera de examinar la “relación entre clases” sociales durante este periodo. Como recuenta el autor, su analisis sociológico sobre la danza decimonónica lo llevó a ampliar este tema en posteriores publicaciones donde entrelaza la danza con los bailes de salón caribeños del siglo XX. Con el propósito de reorientar la mirada hacia textos menos conocidos sobre el tema de la danza, Quintero termina el artículo con una breve reseña del libro de Elías López Sobá, La contradanza española. Concurro con Quintero en que el trabajo monumental de López Sobá presenta una mirada diferente sobre la contradanza como metagénero caribeño. La visión panóptica de Sobá reta las narrativas existentes (que en su mayoría provienen de musicólogos extranjeros) y abre nuevas líneas de investigación sobre este tema.

Nuestro segundo artículo, a cargo de Noel Allende Goitía, de manera muy audaz deconstruye los paradigmas establecidos sobre la danza. En su artículo “La Canción Criolla”,  Allende traza las posibles genelogías entre géneros cantados del fin de siècle como la canción y la danza-canción con el bolero romántico del siglo XX. A lo largo del escrito, el autor nos invita a repensar géneros cantados como el bolero, la danza y la canción como categorías más fluidas. Allende, en una labor quasi arqueomusicológica, desempolva un eslabón perdido de la historia musical puertorriqueña: la canción criolla.

Por su parte Andrés Espinoza, recorre vías menos transitadas al discutir el indigenismo lírico-musical de Tite Curet Alonso. Personajes mitológicos como la cacica Anacaona y el indio Camilo Manriquez, protagonista del tema “Plantación adentro”, se convierten en portadores de una nueva conciencia latina de resistencia imbuidas en la salsa de Curet Alonso.

Por último, Omar Ruiz nos transporta al gueto boricua a traves de un análisis audiovisual de “La gasolina”, éxito del reguetón que catapultó a Daddy Yankee a la fama durante la década de los noventa. La yuxtaposición de imágenes del “barrio fino” sobreimpuestas a una banda sonora con la cual guarda muy poca relación, es una táctica muy utilizada por reguetoneros para minimizar el contenido sexual y agresivo de sus canciones y realzar los vínculos con sus comunidades. A pesar de estas contradicciones, podríamos afirmar, dado la gran aceptación que ha tenido el reguetón hasta el presente por tanto los abajo como los de arriba, que no solo a los del gueto “le gusta la gasolina”, y que la metáfora del barrio fino la podríamos extender desde la comunidad de La Perla hasta las mansiones de Guaynabo City.

¡Que lo disfruten!

 

Jaime O. Bofill Calero

Artículos


Trayectoria histórica del análisis social y la danza

Ángel G. Quintero-Rivera

En los países de Afro-América (Brasil, Colombia, Cuba, Puerto Rico…) la investigación y el análisis social sobre sus músicas han ocupado un sitial central en los debates en torno a lo nacional; es decir, a la identidad de cada uno como país con características culturales propias. Algunos de sus intelectuales más destacados y de mayor resonancia en su país –Mario de Andrade en Brasil, Alejo Carpentier y Fernando Ortiz en Cuba o Salvador Brau y Tomás Blanco en Puerto Rico- han sido simultáneamente estudiosos de la música y ensayistas fundamentales sobre las identidades nacionales. La conferencia intentará examinar el por qué la investigación y el análisis de la danza han sido tan importante en Puerto Rico en el marco de estos debates. Analizará sociológicamente la trayectoria de las investigaciones en torno a esta expresión sonora, trayectoria en la cual el autor ha participado intensamente en las últimas décadas. En ese sentido, además de su mirada a los estudios previos (Brau, Chavier, Campos Parsi, Amaury Veray…) resumirá auto-críticamente sus investigaciones y acercamientos propios, en el contexto de sus reflexiones en torno a una historia intelectual de la cual ha sido simultáneamente analista y partícipe.

Leer artículo

 

La Canción Criolla puertorriqueña como eslabón entre la Danza-canción y el bolero puertorriqueño: Anotaciones para su estudio

Noel Allende Goitía

Este ensayo es el inicio de un estudio sobre la «canción criolla» como un género musical puertorriqueño poco estudiado en los estudios musicales puertorriqueños.[1] En los estudios sobre música y construcción de un discurso de identidad nacional en Puerto Rico durante la década del 1930, me percato de que, dicha década, “cuaja” una ideología muy bien articulada sobre qué es y no es autóctono. Antes de crear sus más icónicas composiciones, Rafael Hernández Marín, era compositor de criollas. La evidencia documental no solo apunta a una riqueza en la producción de criollas, sino que, también, a una popularidad de la misma. Por lo tanto, a este momento, mi hipótesis de trabajo con la criolla puertorriqueña se fundamenta en la muy probable genealogía musical que es evidente en la danza Alondras en el bosque, y cómo las mismas técnicas aparecen en las criollas “Madre mía” de Pedro Marcano, y “Mi patria tiembla” (1928) de Rafael Hernández Marín. Esta ponencia ensaya unas preguntas iniciales y unas respuestas tentativas y provisionales que apuntan a la necesidad de una revisión de la presente historiografía sobre géneros puertorriqueños descalificados como marca de identidad que, sin embargo, han seguido ejerciendo una fuerza formativa en la creación musical insular.

Leer artículo

 

Indigeneity and Latino Consciousness in the music of Catalino ‘Tite’ Curet Alonso

Andrés Espinoza Agurto

The importance of Catalino ‘Tite’ Curet Alonso’s work in Salsa is something that cannot be overestimated. Curet Alonso began participating very early in the New York-based late 60s Salsa boom, and even at that stage, he aided in developing the consciousness of salseros by including socially conscious lyrical references that dealt with themes that diverted from the usual escapisms that were, and still are, so prevalent in popular Latin music. This paper investigates Curet Alonso’s activist ideals, his presentation of indigenous issues within two of his compositions, and how these ideas combined function in larger conceptualizations of Latino ethnic consciousness.

Leer artículo

 

Representando al Barrio Fino: un análisis del video musical de Gasolina

Omar Ruiz Vega

En este artículo analizo la forma en que videos musicales de Reggaetón ayudan a promover un vínculo identitario con los fanáticos de los barrios pobres y residenciales públicos de Puerto Rico. Como modo de ejemplo, analizo el video musical de la exitosa canción “Gasolina” de Daddy Yankee (2004). Particularmente concentro mi análisis en las escenas del utópico “barrio fino” presentado en el video, en las cuales el cantante asume el rol de protector del barrio. Basándome en teorías de análisis de videos musicales, argumento que la relación establecida con las comunidades marginadas puertorriqueñas en este video musical se debe comprender en conexión con la temática del álbum, al cual este intenta promocionar. Concluyo que tal relación muestra la importancia que la fanaticada de los barrios pobres y caseríos puertorriqueños tiene para la industria reguetonera, importancia que debe ser explorada en futuras investigaciones más a fondo.

Leer artículo